Eco doppler renal

Escrito por  Dra. Cuervo Vidal

  

 

La enfermedad vasculorrenal es la principal causa de hipertensión arterial secundaria y a día de hoy el eco-doppler se ha convertido en una herramienta fundamental para el estudio del árbol arterial renal.

 

 

El eco-Doppler renal permite la visualización directa de ambos riñones y de su vascularización (modo B y color) y la medición de la velocidad del flujo (Doppler), tanto en la arteria renal como en sus principales segmentos intraparenquimatosos, proporcionando información tanto anatómica como funcional. 

 

  

El espectro normal de la arteria renal y los vasos intrarrenales se caracteriza por: 

 

- Ondas de baja resistencia (lo cual refleja la baja impedancia) intrarrenal. 

 

- Ausencia de turbulencias. 

 

- Aceleración sistólica rápida (medida a través del tiempo de aceleración y del índice de aceleración). 

 

- Presencia de un primer pico sistólico angosto, seguido por un segundo componente diastólico de mayor duración. 

 

- Velocidad máxima en la arteria renal principal no mayor de 180cm/seg. 

 

    • En las arterias arcuatas o interlobares, un índice de resistencia* menor de 0,70 y un tiempo de aceleración (TA) menor de 0,1seg.

 

  

Por lo general, se consideran resultados compatibles con estenosis superior al 60% cuando se cumplen ciertos criterios directos e indirectos:

 

 

Signos directos:

 

  • - Velocidad sistólica renal superior a 180 cm/s   

 

   - Relación de velocidad sistólica renal y aórtica superior a  3,5

 

   - Reducción de la velocidad postestenótica y turbulencia de flujo

 

 

Signos indirectos:

 

  • - Morfología de la curva doppler en arterias segmentarias o en la exploración hiliar 

 

    - Diferencia en el índice de resistencia superior a 15 entre los dos riñones   

 

    - Valoración intraparenquimatosa, para lo que se tienen en cuenta el tamaño renal (se considera una diferencia                           significativa una variación de 1 cm entre ambos riñones) y la valoración cortical renal (ratio entre el final de la diástole y el pico sistólico entre 0,3 y 0,47) 

 

 

Se considera que el eco-doppler renal es una prueba de alta sensibilidad y especificidad, del 95% y 97% respectivamente, en laboratorios experimentados. 

 

 

Las principales limitaciones están en que es una prueba operador-dependiente, depende de la experiencia del explorador y también depende de una preparación adecuada del paciente que debe cumplir al menos 6 horas de ayuno.  Así mismo, la obesidad, el excesivo gas intestinal o cirugías abdominales previas suponen también limitaciones técnicas para realizar una exploración correcta. 

 

 

(*) El eco-Doppler, utilizado para la valoración de las resistencias vasculares intraparenquimatosas renales a través del índice de resistencia (VPS-VDF/VPS), ha demostrado ser de utilidad para valorar el estado funcional de los pequeños vasos renales, la severidad y el tiempo de evolución de la patología, y especialmente como marcador pronóstico de enfermedad renal progresiva y de riesgo cardiovascular.

 

 

 

Aspectos prácticos para el paciente:

 

  • Venir en ayunas de al menos seis horas. 
  • Es una prueba no dolorosa, no invasiva. Se realiza con el paciente tumbado en una camilla y se utiliza gel de ecografía para la exploración.
  • El tiempo medio de exploración: 30 min aproximadamente.
  • El paciente puede tomar su tratamiento habitual antes de acudir.  Los pacientes diabéticos dependientes de insulina deberán consultar con su médico para decidir si suspender la dosis de insulina hasta que pueda ingerir alimentos tras la realización de la prueba.

 

Galería de imágenes