La crioesclerosis es una  técnica muy adecuada para el tratamiento de las pequeñas varices que afean estéticamente las piernas y que reciben nombres tan variados como: "varículas", "arañas vasculares", "telangiectasias" o "microvarices".

 

Consiste en la oclusión de una vena del sistema venoso superficial por una trombosis habitualmente localizada. En los miembros superiores se suelen asociar a venopunciones y vías y en los miembros inferiores sobretodo se asocian a las varices. Existen casos fuera de estos dos supuestos que si bien suelen ser benignos, deben estudiarse a fondo.