Está demostrado que la mejor manera de evitar la muerte por un aneurisma aórtico es saber que se padece. Sabiendo que se tiene un aneurisma de aorta se puede planificar su tratamiento. Además, saber que existe es relativamente sencillo, ya que una simple ecografía abdominal suele ser suficiente para descartarlo.

 

Alguna vez nuestros pacientes y sus familiares se ven sorprendidos por un diagnóstico que como su propio nombre indica implica gravedad, ¿pero qué significa realmente?

 

 

La enfermedad arteriosclerótica de las extremidades afecta entre el 2 y el 10% de la población española, llegando a estar presente incluso hasta en más del 50% en grupos de alto riesgo (personas con hipertensión arterial, diabetes, colesterol elevado, fumadores, etc.).

 

 

 

Cuando un grupo de trabajo es serio y gusta de hacer las cosas bien se alcanzan las cotas de excelencia que los pacientes merecen.

  

La arteritis de la arteria temporal (AT), también conocida como arteritis de células gigantes o enfermedad de Horton, afecta a vasos de mediano y gran calibre. 

 

 

Aunque suene como el título de una novela de Carlos Ruiz Zafón, el “Robo de la Subclavia” es una patología que afecta a los troncos arteriales que irrigan al cerebro y a los miembros superiores. Esta enfermedad afecta más...

 

 

En los libros de Medicina en general y en los de Patología Vascular en particular podemos encontrar capítulos enteros dedicados a algo tan importante como la exploración vascular. Si estudiamos textos clásicos, con reediciones recientes...