Las malformaciones venosas se encuadran dentro del grupo de malformaciones vasculares de bajo flujo y son la anomalía vascular congénita más frecuente. Se encuentran presentes al nacimiento y suelen presentarse como placas o masas azuladas no pulsátiles de crecimiento progresivo durante la infancia y pubertad.

 

El síndrome de Parkes Weber es una compleja anomalía vascular tipo malformación arteriovenosa de alto flujo que afecta a las extremidades, habitualmente a los miembros inferiores.

 

El pasado 25 de abril tuvo lugar en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid el 1er Curso interdisciplinar de Anomalías Vasculares, organizado por la Unidad específica que se ha formado en ese Hospital.