En el último número del Journal of Vascular Surgery, podemos encontrar el resumen de un trabajo realizado en Holanda para comparar los resultados de la Cirugía Abierta, mediante ligadura, sin extracción, de la unión de la vena safena externa (LSP) y la poplítea frente a la Ablación por Laser Endovenoso (ALEV) de la misma.

 

Las malformaciones venosas se encuadran dentro del grupo de malformaciones vasculares de bajo flujo y son la anomalía vascular congénita más frecuente. Se encuentran presentes al nacimiento y suelen presentarse como placas o masas azuladas no pulsátiles de crecimiento progresivo durante la infancia y pubertad.

 

 

La escleroterapia persigue la eliminación de las varices reticulares, colaterales y telangiectasias en la propia consulta médica, sin pasar el quirófano.